Diputadas de la comisión de DD.HH. rechazan declaraciones de Bolsonaro y piden que Cancillería haga reclamo formal

Ante las declaraciones realizadas por el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en contra de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, las diputadas Emilia Nuyado y Carmen Hertz calificaron las palabras del mandatario como injuriosas y vulgares. Solicitaron además una queja formal por parte del Gobierno de Chile.

Ante las polémicas declaraciones del Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que reivindicó el golpe de Estado de Pinochet y criticó al padre de la exPresidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien fuera torturado y asesinado por agentes de la dictadura, las diputadas de la comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara fueron tajantes en rechazar las declaraciones del mandatario brasileño.

La diputada Emilia Nuyado, en su calidad de Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, anunció que “se hará un solicitud formal a la Cancillería de Chile para que se haga llegar un nota de queja al gobierno brasileño”.

“Este señor Bolsonaro no solo coarta los derechos sociales en Brasil, persigue a los pueblos indígenas de ese país, sino que además daña la memoria histórica de Chile, eso no lo vamos permitir. Exigimos que nuestro gobierno rechace estas declaraciones.”, dijo Emilia Nuyado.

Por su parte, la diputada Carmen Hertz agregó que “rechazamos de plano los dichos injuriosos, vulgares del Presidente Bolsonaro contra la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet. Es una vergüenza e intolerable. La Cancillería debería hacer un reclamo, porque se trata de injurias inaceptables. Exigimos que la Cancillería haga una nota de protesta al menos o llame al embajador de Chile en Brasil, que lo cite para hacer presente la molestia que debe que tenerse por los dichos de un individuo que ha lindado en el agravio, en la ofensa y en la vulgaridad”.

Finalmente, la diputada Hertz sostuvo que “referirse en esos términos al padre de la exPresidenta, referirse a Pinochet –un genocida inscrito para siempre en la historia universal de la infamia- como el salvador de Chile, es absolutamente inaceptable, por nuestra historia y como sociedad debemos rechazar.

Anuncios